foto-01

Lloros de Alegría

El pasado 21 de marzo dio comienzo la Primavera. Una época en la que la naturaleza renace. Comienzan a crecer las plantas y las flores, mostrando todo su esplendor. Y para nosotros es un momento de gran alegría y de lloros. Ahora te explicamos porqué 😉

Durante el invierno hemos podado nuestras viñas para conseguir unas uvas sanas, maduras y de mayor calidad. Este proceso se lleva a cabo durante el “reposo vegetativo”, es decir, el periodo en el que la planta baja su actividad, hace su crecimiento más lento o incluso lo detiene. Todo esto nos lleva a los lloros. Es el primer momento en el que la viña vuelve a mostrar señales de vida. Despierta de su letargo durante el invierno. Este proceso se produce gracias a la subida de las temperaturas de la tierra lo que hace que la savia se ponga en movimiento.

¡La planta renace! Comienza a tomar agua de la tierra y la savia empieza a recorrer toda la estructura de la viña hasta llegar a los sarmientos. Como estos están podados, la savia gotea y desprende una serie de sustancias que consiguen cerrar la “herida”. Esto es lo que se conoce como ‘los lloros de la viña.

Por lo tanto, con el lloro de la viña da comienzo la nueva temporada en la bodega. Se pone en marcha la maquinaria para elaborar los vinos de la próxima añada. Por eso estos lloros son de alegría 🙂

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
0
    0
    Esta es tu compra
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
    × ¿Cómo puedo ayudarte?